Lo Último

Lo Último

Menu

enero 09, 2015

GINA (cuento)

GINA

Lo enterraron con el traje de novio, me hubiera gustado verlo por última vez, aunque fuera así, parecía dormidito, me lo imagino. Dicen que su rostro esbozaba una ligera sonrisa, eso fue siempre lo que me gustó de él, sereno, ecuánime, abogado, mamado de gimnasio, moreno, alto. Quiero pensar que su último recuerdo fue para mí, que me amaba y se sabía amado. Me parece casi un milagro que después del accidente lo hayan reconocido a la primera, ni un rasguño, eso pasa cuando uno se desnuca, tu cuerpo parece como dormido, sin caras de horror, ni sangre, ni vísceras de fuera; en cambio yo, yo, yo quedé como Santo Cristo o peor.

Mi mamá siempre había querido que me casara, que tuviera la boda que ella nunca tuvo, una boda en grande, en salón, un vestidazo, algo así choncho, no como la que ella había tenido con el pobretón de su primo; sí, mi mamá se casó con su primo, por lo tanto la boda que tuvo, fue más o menos jodida, nadie de la familia fue, los testigos fueron unos que iban pasando, y su vestido fue hecho de terlenka del mercado, que fue para lo que alcanzó. Después el huevón de mi papito nos abandonó, en ese mismo instante mi madre se arrepintió toda la vida de la pinchurrienta boda que había tenido, - por lo menos si te divorcias o te dejan, no dirán que no tuviste un fiestón.

Así fue pues que mi mamá, se empeñó en que yo fuera bonita, que en realidad nunca lo fui, grandota, güera y nada más, hombruna un poco, pero tanto gastó mi madre en su propósito, que todas sus quincenas de secretaria se iban en el Avon, pa´ que yo usara cuanto menjurje pudiera mantener mi  “belleza”. Ya para cuanto entré a la escuela patito de turismo, se empeñó en querer pagarme una operación de senos, - mija… así le vas a gustar más a los hombres, estás muy plana y las chichis son importantes, ¡podrías conseguir hasta un doctor!

Y así fue, bueno no conseguí un doctor, pero sí un abogado. Lo conocí en el gimnasio de la colonia riquilla de a lado; ahí se me iba todo mi dinero, en el gimnasio, en verme bien, en cuidar mis siliconas, pero todo empezó a desdibujarse cuando lo conocí, comencé a vivir el Cindirella Dream, Carlos era en verdad un sueño, guapo, con una sonrisa hermosa, buena gente, hogareño, ganaba bien y aguantaba las lambisconerías de la imprudente de mi madre, y mejor aún, me amaba, como un loco, teníamos tantas cosas en común, que lo más natural era, ¡claro, pues casarnos! Mis amigas las más envidiosas no paraban de decir que era muy pronto, que cuatro meses era poco para conocer a alguien, que todavía ni me acababan de cicatrizar las heridas de la operada de chichis y ya quería bodorrio, a mí por supuesto, me valía madre toda opinión negativa, además yo no iba a poner un peso para la boda, Carlos había ahorrado toda la vida, porque también era su sueño. Total que emprendí la búsqueda de vestidos, ¡uy! Mi mamá estaba que no cabía de contenta, con todo mundo me presumía, y nos llevamos mejor que nunca, me dio ternura la vieja.

Listo el vestido, lo de la iglesia y la fecha se resolvió con un pequeño diezmo de ocho mil pesos. Ya estaba pagado el salón y hasta los músicos, él me daba carta abierta para todo, y yo quería que mi mamá estuviera orgullosa, era su única hija, y esta sería la boda que nunca pudo tener, enmendaríamos la mancha de la vida conyugal de mi madre con su familia.

En lo que se pagaba el título en Derecho, Carlos trabajaba en un banco como gerente, y ahí conoció a Rubén, un chamaquito como de 20 años, flaquito, muy simpático, hicieron buena amistad. – Sería salir el viernes en la tarde y regresar el domingo en la mañanita-, Rubén siempre nos invitaba a Cuernavaca, allá sus papás tenían una casita con alberca, siempre nos insistía hasta que esa vez accedimos. Ese fin íbamos a ir a entregar las invitaciones a los ojetes de los familiares de mi mamá, pero cómo decirle que no a Carlos, después de todo un fin de semana de descanso no nos vendría mal, habíamos trabajado muy duro en lo de la boda las últimas tres semanas, así que mi mamá tendría que ir sola a entregarlas, al fin y al cabo la boda seguía su curso, y se darían el quemón de sus vida de lo bien que me iba ir, de lo fabulosa que iba ser mi boda.

Cuernavaca estuvo bien, yo no podía cargarme mejor cuerpo, tanta dieta y ejercicio en pos de la boda se veían, Carlos igual, no podía evitar que Rubén hiciera muina, cada que su novia y la hermana menor de ésta, le echaban miradas cochinas al cuerpo de Carlos, a mí nada más me daba risa, de hecho nunca me había sentido más segura de mí misma, hasta me gustaba que se lo comieran con la mirada, él era mío, mi futuro esposo, mío nada más y me lo demostraba. Ahí tirada junto a la alberca, me cayó el veinte, lo veía como ensueño, ¡me iba casar chingao!

Ya de regreso no me acuerdo bien de nada, o más bien hasta donde me acuerdo, íbamos platicando de lo caro que estaban los terrenos, y ya de ahí no me acuerdo de nada más.

-Esa no es mi hija, ¡esa no puede ser!
-Señora, véala bien por favor.
-¡Qué no! ¡No es! Esa no es…

Me encontraron cuatro días después, en el hospitalito rural, mi mamá me reconoció por el dedo chuequito que siempre he tenido, pero de la cara, dicen que hasta se desmayó de la impresión, pobre de mi jefecita, y sí lo creo era muy panchera. Pues resulta que nos desbarrancamos, como ya te conté, yo no me acuerdo de nada, salí del coma a los seis días, por lo que después me enteré, sólo Rubén y yo la libramos, él ahorita está en el bote, la familia de su novia lo demandó, y como nada más tenía un pié roto, luego luego lo metieron al tambo.

Según el perito, la libré porque iba atrás del conductor, pero librarla es un mero decir, mejor dicho me desgracié la cara, el cuerpo, la vida. Para mi mala suerte no había cirujano en el hospitalucho rural, fractura de cráneo, perdí todos los dientes, tenía la cara desprendida, de la coronilla a adelante, hasta la mitad de la nariz, perdí el ojo izquierdo, de plano se me salió de la cuenca, como cereza en almíbar, y lo único que pudieron hacer por mí, fue coserme la cara como costal de papas, y para que sanaran las suturas, litros y litros de cortisona, que a la fecha me tienen hinchado el cuerpo,  y no me crece el cabello, ando rala, parezco loquita.

Ahora nunca podré casarme, nadie se va fijar en un engendro como yo, lo peor de todo es que perdí al amor de mi vida, Carlos…

-¿Cuál Carlos?
-Pues Carlos, el amor de mi vida…
-Tía, usté nunca se casó.
-Pues por eso, por lo mismo de mi accidente, ve nada más como me chingó la cara.
-¿Cuál accidente? Si usté nació así, que no ve que su mamá metió la pata con su primo, y usté nació así, con la cabeza y la cara maltrecha.
-¿Mi mamá? ¿Cuál primo?
-¡Ay tía! Usté siempre soñando y de fantasiosa, o será que entre más viejita, más pen…

Pobrecita de mi tía, cada que ve a Carlos, mi novio, se le figura que es un amor suyo como de telenovelas, un romance de esos que nunca tuvo, y cómo va tener un romance, si está desfigurada, pero es que eso pasa cuando uno se mete con la familia, así como animalitos, las criaturas salen mal. Ahora que me voy a casar, como que me he vuelto más chillona, más corazón de pollo, y me da mucha tristeza como la tienen en la casa de la risa, rapada, sucia, a medio comer, ya está grande mi tía y yo estoy joven, estoy por empezar una vida, no puedo cuidarla, esa era la angustia de mi tía abuela, quién cuidaría de su “niña”, y ahora que ella no está, quién cuidará de la deforme Gina.




Frida Trejo.
2015


"Carretera". Frida Trejo, 2009.








enero 08, 2015

La Magia de las manos:Restauradores de juguetes


La magia de las manos: Restauradores de juguetes

Para cerrar con broche de oro en esta época tan llena de regalos, fiestas y buenos deseos, hablaremos de un oficio que sin lugar a dudas nos demuestra que para darles la vida a los juguetes no se necesita ser Santa Claus o los Reyes Magos; en nuestro país existen personas especializadas dedicadas a esta bella obra.

Estamos hablando de los restauradores de juguetes. Este oficio consiste en la reparación de aquellos juguetes que por alguna causa tienen algún daño por uso, maltrato o un accidente y los dueños de estos preciados artículos desean que sus objetos vuelvan a verse como cuando los adquirieron por primera vez.

 Estos artistas tienen en ocasiones que buscar las piezas o materiales que fueron utilizados originalmente en las piezas que repararán para devolverles la vida. En México, este oficio actualmente se encuentra casi extinto debido a los grandes avances en la tecnología dentro de la industria de los juguetes y la falta de difusión de esta hermosa labor.

Si alguna vez deseas buscar algún lugar donde puedan reparar aquel Batman que por error y venganza a tu hermanito fue aplastado, o la muñeca que tenías de niña con la que jugaste al salón de belleza y al querer cambiarle el color de pelo la quemaste y ahora es pelona, no te preocupes, dentro del Distrito Federal existen estos talleres u hospitales de muñecos donde podrás llevar tus juguetes de la infancia y recogerlos como nuevos.

Por último te damos los datos  de los lugares donde puedes llevar tus juguetes si tienen algún daño y deseas repararlos.            La Casita de muñecas :Dirección: Calle Angel Urraza 1625, Vertiz Narvarte, Benito Juárez, 03600 Ciudad de México, D.F.
Teléfono: 01 55 5601 8183
Horario: 10:00–18:00.       Hospital de Muñecas:Dirección: Callejón de las Flores número 10-1, en el barrio de Coyoacán.  Encargada Karen Higuera.Teléfono: 55-54-40-36.
Horario: A partir de las 11:00 am.





enero 07, 2015

Rachel Mariana Morgan o Los Hollows

Los seres mágicos nunca pasan de moda, ya hemos tenido series como Harry Potter y Crepúsculo pero siempre hay más. En esta ocasión el misterio, el amor y los trancazos se mezclan para presentarnos  una serie de diez libros, dos novelas gráficas y un compendio de la autora Kim Harrison, se trata de Rachel Mariana Morgan o Los Hollows.






enero 06, 2015

3 Metros sobre el cielo

Las historias de amor son parte de la gran industria cinematográfica, muchas de ellas te han hecho llorar o por lo menos decir qué bonito es el primer amor.

Federico Moccia ha destacado por sus libros en los cuales narra con detalle diferentes situaciones amorosas que llegan a robarte un suspiro, es así cómo podemos destacar Tre metri sopra il cielo, novela que ha sido adaptada para la pantalla grande en dos versiones la italiana del año 2004 dirigida por Luca Luccini, y su homónima en versión española del año 2010 dirigida por Fernando González Molina.

La mezcla de comedia, drama y romanticismo, dentro de la historia nos permiten que los personajes no sean ajenos, esté es el punto al que Federico Moccia apela en cada una de sus narraciones para poder enganchar a quienes leen sus obras u observan las adaptaciones de estas.


“Hache y Babi” ha resultado ser un éxito taquillero, principalmente la versión española. Gracias a la química entre los actores Mario Casas y María Malverde que lograron interpretar a los personajes de una forma en la que te involucran en la historia.








El Psicoanalista


El Psicoanalista
(The analyst)
Autor: John Katzenbach
Año de publicación 2003
Editorial: Ediciones B


Resumen

"Feliz 53 cumpleaños, doctor. Bienvenido al primer día de su muerte. Pertenezco a algún momento de su pasado. Usted arruinó mi vida. Quizá no sepa cómo, por qué o cuándo, pero lo hizo. Llenó todos mis instantes de desastre y tristeza. Arruinó mi vida, y ahora estoy decidido a arruinar la suya. Al principio pensé que debería matarlo para ajustarle las cuentas, sencillamente. Pero me di cuenta de que eso era demasiado sencillo. Es un objetivo patéticamente fácil, doctor. Acecharlo y matarlo no habría supuesto ningún desafío. Y, dada la facilidad de ese asesinato, no estaba seguro de que me proporcionara la satisfacción necesaria. He decidido que prefiero que se suicide."

Así reza el anónimo que recibe Fredrerick Starks, un psicoanalista con una larga carrera a sus espaldas y una vida cotidiana de lo más tranquila. Starks deberá emplear toda su astucia y rapidez para, en quince días, averiguar quién es el autor de las amenazadoras misivas. De no ser así, pasado ese plazo de tiempo deberá elegir entre suicidarse o ser testigo durante como, uno tras otro, sus familiares y conocidos son asesinados por un psicópata que prometerá llevar hasta el fin el plan que ha ideado para vengarse. Dándole un inesperado giro a la relación entre médico y paciente, John Katzenbach nos ofrece una novela en la tradición del mejor suspenso psicológico. 


..................................................................................................................................................................

Si no conocen las novelas de John Katzenbach, es tiempo que corran a buscar una. Si Stephen King es el amo del suspenso, Katzenbach sigue muy de cerca sus pasos, pues si bien sus historias no llegan a manejar el terror que tiene King, si son capaces de lograr un suspenso psicológico con el que uno termina devorando las novelas, que si algo se agradecen, es que vayan directo a la trama sin meterse con subtramas laberínticas que hagan largo y aburrido el libro.

El señor Rumplestiltskin es un personaje del pasado del doctor "Ricky" Starks, afamado psicoanalista que en la víspera de su cumpleaños recibe una carta extraña en la que lo retan a descubrir al anónimo y suicidarse en 15 días antes de que comiencen a matar a los miembros de su familia. Es así que en una carrera contra el tiempo, en medio de personajes extraños y giros de tuerca, Katzenbach nos entrega un thriller muy realista (dentro de las posibilidades de la novela negra) y un juego psicológico brillante en el que nos sentimos inmersos logrando una conexión autor-lector que pocos libros logran.

El psicoanalista es, sin duda, de las obras cumbres de Katzenbach y un libro que no se pueden perder.

Calificación: 




enero 05, 2015

Bajo La Piel (Under The Skin). Extraña Atracción

De Jonathan Glazer (Sexy Beast), Under The Skin, protagonizada por Scarlett Johansson es un ejercicio ecléctico (demasiado para nuestro gusto). Es una película totalmente en primer plano, con una Johansson maravillosa que, como su título lo dice, se te mete bajo la piel. Y es que, aunque no queremos dar spoilers, tenemos que advertir de algo importante: va de aliens.

Pero no son los clásicos aliens de cabeza grande, ojos brillantes y piel verde. Es algo más sutil, más escalofriante, más extraño. Mientras viajamos a bordo de una minivan conociendo a todo tipo de personas, entramos en un viaje de autoexploración, de descubrimiento personal. Y si, es rara. muy rara. no apta para cualquiera. Y quizá para entenderle un poco más hay que leer el libro de Michael Faber (nosotros prometemos hacerlo), por que es de esas películas que, si bien visualmente son una maravilla, argumentalmente dejan mucho que desear por cosas que nunca explican. Los diálogos en realidad son pocos y tenemos que conformarnos con los gestos (y el cuerpo) de Scarlett.

Para ser honestos, es una película difícil de visionar y aún más de calificar. Por que mientras algunos la consideran obra de arte, otros la consideran un bodrio por las razones que ya planteamos arriba. ¿Nos gustó? Sí, pero con reservas. Recomendada para los que  gusten este tipo de cine raro, muy conceptual, y para quienes hayan leído la novela previamente.

Calificación:




Sympathy for Lady Vengeance

Geum-ja es una joven madre que es acusada por el secuestro y brutal asesinato de un pequeño, mientras que los medios se alarman más por su belleza y juventud, que por la víctima. Recluida por más de trece años, sale libre a causa de su ejemplar comportamiento, demostrando a la sociedad su culpa e interés por corregir sus errores, pero escondiendo su verdadero objetivo. Al cumplir con su sentencia, empieza a ejecutar una venganza planificada contra el verdadero asesino del niño, y así conocer el paradero de su hija.

Sympathy for Lady Vengeance  es la última parte de la “Trilogía de la venganza” realizada por el cineasta Chan-wook Park, protagonizada por Lee Yeong-ae y Choi Min-sik, de origen Sudcoreano, estrenada en 2005 y galardonada en varios festivales nacionales e internacionales.

El ritmo de la película es el preciso para cada uno de los giros que la trama te va presentando, con escenas impactantes, que  contextualizan no solo la película, sino que también es un panorama de la sociedad sudcoreana. Se disfruta en todo momento la actuación de la protagonista, para que al finalizar la película se comience un análisis sobre las acciones de cada personaje. Sin duda la producción es una delicia para nuestras miradas hambrientas de venganza. 




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...